Momento avanzado de la preparación donde se requirió gran cuidado debido al gran volumen e intenso calor que despedía la gran olla.